06_¡Gracias!

¡Gracias!, Café@

Compartir en LinkedIn    Twittear    Compartir en Facebook 

Sí, muchas gracias. ¿Y por qué, te preguntarás?

Pero, antes de responderte, quiero empezar con esta cita que leí en el capítulo cinco del libro El mapa de tu talento, que recomiendo, de la headhunter & talentist Arancha Ruiz.

“Estar preparado es importante, saber esperar lo es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida” –Albert Schweitzer, médico, filósofo y músico alemán–.

Estoy totalmente de acuerdo con Scheweitzer. El próximo 5 de marzo se cumplen sólo dos meses desde la inauguración del sitio web de mi marca personal. Sí, apenas sólo eso, dos meses. Llevaba tiempo queriéndolo hacer, hasta que ese momento se fraguó. Las experiencias y las oportunidades que me ha brindado el hacerlo son notables y gratificantes.

Ayer, conversando con un compañero fotoperiodista –haciendo una radiografía del papel de los periodistas y fotógrafos en la era de la transformación digital– sobre cómo surgen las propuestas profesionales interesantes, me compartía que las oportunidades laborales y los negocios se conseguían “de toda la vida, tomando cafés”.

Sí, es cierto, algo innegable. ¡Cuántas oportunidades se consiguen en una cafetería! Pero no surgen solas; vienen cuando se cuenta con una maleta cargada de experiencia, formación y aptitudes labradas a base de constancia. Y con algo de estrategia o táctica, aunque algunos lo achaquen a la simple suerte cuando en realidad se trate de saber detectar una oportunidad y decidirse a ir a por ella.

¿Y los cafés de la cafetería virtual? Yo le preguntaba a mi compañero y me respondió que la cafetería digital no la solía frecuentar y apenas le tentaba, por ahora, aunque sea una de las más recomendadas. Y aún reconociendo que sabía de otros fotógrafos a quienes les han llegado oportunidades del ámbito nacional tras crear un sitio web y compartir allí sus trabajos, además de sus entradas.

¡Cuántos amigos de la profesión se están perdiendo cafés@!

Y ahora sí contextualizo el titular ¡Gracias!. Gracias a todas las personas que han contactado conmigo, por networking o para compartir sus gratas impresiones sobre mis entradas.

La palabra “gracias” es de las más poderosas que tenemos a nuestra disposición, y en cualquier idioma, además de otras como “perdón”, que siendo también muy poderosa, lamentablemente, se usa con muy poca frecuencia. Comparto las alegrías profesionales que han florecido hasta ahora con esta entrada, como lo haré con las que están en camino. Sí, las que están en camino.

¿Café@ o el “de toda la vida”?, ¿ambos?. Sí, los dos, son vitales y los quiero. Por cierto, de los últimos, ¿cuáles son los cafés que más os gustan?. Yo me decanto por un buen “cortado con leche natural” –para los no ilustrados en cafés canarios, existe también el “cortado leche y leche”, que es con leche natural y leche condensada a la vez–.

Como dije en mi primera entrada, Planta 32: ¡A tope, 2016!. Y ahora añado, casi dos meses después: ¡a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *