saber_conectar

Saber conectar@

Compartir en LinkedIn    Twittear    Compartir en Facebook 

Vivimos en un momento de reconversión en todos los ámbitos. La transformación digital va a mucha velocidad y está ocasionando que todos los departamentos de las corporaciones se tengan que adaptar a las tendencias. Los sectores hotelero, de restauración, moda, servicios, o tecnología, entre otros, centran sus esfuerzos en mejorar la experiencia del cliente.

Según leo hoy en La oficina del futuro de la revista AD –una publicación que sigo habitualmente en su versión digital–, la tendencia en interiorismo es que, por ejemplo, el puesto de trabajo se transforme en un ambiente “más humano, social, personal y adaptable”.

Nada que ver con lo que hasta ahora conocemos, porque el teletrabajo existe de manera cada vez más extendida con la consiguiente transformación del rol del puesto de trabajo.

Todos buscamos una oferta más adaptada a nuestras inquietudes de hoy. La sociedad evoluciona, y es exigente. Me vienen a la cabeza las nuevas revistas digitales que he descubierto recientemente y me explico el porqué de haberme llamado la atención.

Por sus contenidos friendly, por su temática más cercana y reflejando lifestyles más identificables o más realistas, si se me permite la observación. Y por su diseño y contenido visual atractivo.

Por ejemplo, Kiva Magazine, proyecto de nueva creación con sólo dos números publicados, es un caso de un producto moderno, con potencial para ganar posicionamiento. Posee un equipo detrás con talento, que piensa y siente como su target.

En esa misma línea también me llama la atención Club de malasmadres, con tirón en redes sociales, como Facebook, o el blog Mamá Viajeras, con contenido muy útil.

Aunque es justo admitir que las cabeceras más reconocidas también están haciendo su transformación.

¿Lo convencional, algo extraordinario?

Ayer, 3 de febrero, asistí a una jornada del Foro Nueva Economía, Nueva Empresa en el Espacio Cultural CajaCanarias, que abordaba la Transformación Digital.

“La cultura digital que empodera es innovadora, transparente, conectada, flexible y es ágil”. Sí, es todo eso, según la presidenta de Ingroup y vicepresidenta de la Asociación Española de Economía Digital, Joana Sánchez.

En este foro se habló de algo muy importante, al hilo de lo anterior. “El cambio digital implica también el hecho de entender que la ventaja más competitiva, es que lo convencional lo puedes convertir en algo extraordinario”. Sí, hazlo extraordinario. ¿Y cómo?

Estoy totalmente de acuerdo con Joana Sánchez en el hecho de ser conscientes de que las personas son el centro de cualquier organización y “lo que no se olvida es lo que se siente, es decir, la experiencia”. Aquí está el quid del éxito.

En eso Starbucks es un ejemplo de conexión con el cliente, que nos citó Joana. La experiencia que sientes, lo es todo. Bien hablemos de un café servido con tu nombre en un entorno confortable y cosmopolita, o bien si se trata de un servicio, y el que sea.

La clave en todo este proceso que estamos viviendo de transformación digital es saber conectar con las personas. Sí, con las personas, aunque parezca algo evidente no lo ha sido hasta ahora. De ahí el paso del marketing transaccional al marketing emocional: tengo un cliente, ¿cómo puedo ayudarlo?.

Algo que puede parecer sencillo porque hay herramientas para hacerlo, pero complejo a la vez, porque vivimos en una sociedad “líquida”, muy cambiante.

Lo digital nos da una gran oportunidad. Dejamos mucha información de todo lo que nos interesa en la red, dejamos nuestras huellas.

Por eso, tenemos todos una valiosa oportunidad de conectar@. Generemos experiencias inolvidables.

¡Feliz inicio de febrero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *